martes, 11 de marzo de 2014

INSTRUCCIONES PARA RODAR POR UNA ESCALERA (Plagio de Instrucciones Para Subir Una Escalera, esperando que Cortázar no se revuelque en su tumba)

Como ya se habrán dado cuenta, el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. De igual manera, así como el suelo se pliega de formas ascendentes, también lo hace de marera descendente. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se sitúa un tanto más abajo y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquier otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de un piso determinado a uno inferior.

Para rodar por una escalera olvide todas las instrucciones recibidas en el texto original, sobre todo la que consiste en estar frente a una escalera ascendente, ya que rodar en por una escalera ascendente puede resultar demasiado complejo debido a que la fuerza de gravedad funciona en sentido contrario, por lo tanto, deberá situarse en la parte superior. Las escaleras se ruedan de frente, hacia atrás o de costado. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida lo suficiente para perder de vista los peldaños (o con los ojos cerrados si lo prefiere), y respirando lenta y regularmente. Para rodar por una escalera se comienza por avanzar por esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones, cabe exactamente en el escalón. Puesta en el aire dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), quitando gradualmente el peso del cuerpo depositado en el pie y así permitir que el pie y el cuerpo en su totalidad pierdan el equilibrio de tal forma que pie, pie y cuerpo empiecen a rodar. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta que el cuerpo adopta una posición más aerodinámica y/o esférica para rodar más rápido. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace más difícil la explicación. Pero descuide, puede tener efectos benéficos para la caída el levantar al mismo tiempo el pie y el pie).

Si le cuesta un poco dar el primer paso al vacío, puede ayudarse con un medio litro de destilado de papa que comúnmente se le conoce como vodka ya que al ingerir éste líquido, perderá el nerviosismo y el equilibrio que tanto obstaculizan este proceso. También puede recurrir a la ayuda de un tercero, (especialmente niños entre los 6 y 9 años, o alguien que sufra de un profundo odio hacia usted, o un hijo heredero si es que usted es un octogenario acaudalado), persona que si entra en las anteriores descripciones, será de gran ayuda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada